Top 10 Smart Cities

Diversas ciudades han aplicado la smart technology para mejorar el día a día de sus ciudadanos, evitar costes innecesarios e impulsar la eficiencia de su gestión de recursos. En nuestro top 10 Smart Cities analizamos qué retos han superado diversas ciudades alrededor del mundo, utilizando la tecnología para mejorar sus problemas particulares.

1. Copenhague

La capital de Dinamarca, con poco más de 600.000 habitantes, se ha querido definir como un laboratorio de pruebas en el que la aplicación de procesos smart genere una urbe más habitable y sostenible

Cuál es su plan para Smart City

En 2016, Copenhague anunció que se convertía en la primera ciudad a nivel mundial en integrar un sistema Big Data para gestionar información pública y privada. El objetivo principal es el de generar una ciudad cero emisiones en los próximos años, aunque este centro de datos se aplica también a la innovación empresarial y la gestión más eficiente.

Entre 2015 y 2019, la ciudad generó un entorno en la capital conocido como EnergyLab para demostrar en el barrio de Nordhavn cómo la electricidad, la calefacción o el transporte sostenible pueden ser integrados en un sistema optimizado.

2. Nueva York

La gran manzana acoge a más de 8,5 millones de personas, constituyendo un núcleo urbano en el que el tráfico y los desplazamientos en horas punta, junto a un sistema de abastecimiento y social más igualitario eran algunos de los retos a superar. La ciudad, poblada por algunos de los negocios tecnológicos más punteros del mundo, aparece en el top 10 Smart Cities por su incesante avance en smart technology.

Algunas soluciones propuestas en NYC

El acceso igualitario a la tecnología se ha tratado de ampliar a través de la red LinkNYC, que reemplaza a las cabinas telefónicas por puntos de acceso rápido y gratuito a wifi para conocer servicios de la ciudad. Respecto al tráfico, la ciudad aplicó el programa Midtown in Motion para gestionar las horas punta en el centro. A partir de sensores de velocidad y centro de datos gestionados por ingenieros de tráfico urbano, se ha logrando una mejora de un 10% en los tiempos de desplazamiento.

El abastecimiento de agua también se ha beneficiado de los procesos smart al generar sistemas que centralizan los datos de consumo en viviendas, a la par que permiten a los usuarios conocer sus lecturas a tiempo real y pagar sus facturas online.

3. Ámsterdam

Ámsterdam posee su propia idiosincrasia en muchos aspectos. Su inclusión en el top 10 Smart Cities se debe a su original modo de resolver problemas.

Avanzando hacia la Smart City sostenible

Desde 2004, Ámsterdam ha contado con un Chief Technology Official que ha puesto en marcha diversas iniciativas. Uno de los más esperados era la generación de un sistema automatizado para compartir bicicletas.

A su vez, se ha valorado un modo de proceder iterativo, en el que se prueban proyectos a modo de prototipo para después añadir mejoras, como el caso de la recogida de basuras en la ciudad, o el pago por teléfono para el aparcamiento en lugar de a través de parquímetros.

Como novedad, se aplicó el proyecto Beautiful Noise para la escucha de las necesidades de la ciudadanía o el ingente número de turistas que visita la ciudad cada año. Este sistema analiza las fotos y comentarios publicados en redes sociales para conocer la situación de algunos lugares y servicios a tiempo real.

4. Atenas: soluciones para una ciudad endeudada

La capital griega se ha convertido en una de las urbes en el top 10 Smart Cities gracias a su capacidad de lidiar con sus diversos problemas a través de la smart technology. Al principio de la década y tras la crisis financiera de 2008, la ciudad se enfrentaba a problemas de deuda y de desprestigio de las instituciones, además de un modo de organización muy ineficiente.

La colaboración hacia una Smart City

Atenas decidió poner en marcha mejoras en la gestión urbana. Para ello, creó el puesto de Chief Digital Officer a la par que involucró a instituciones académicas y expertos de diferentes sectores que trabajaran juntos para generar un plan para Smart City.

A su vez, se utilizó el potencial de los procesos smart para recoger quejas de la ciudadanía y resolverlas, de modo que se impulsará de nuevo la confianza en las instituciones. Entre sus iniciativas más aplaudidas, aparecen las escuelas para adquirir competencias digitales para ciudadanos de la tercera edad.

Como resultado, la Comisión Europea otorgó el premio de la Capital Europea de Innovación a Atenas en 2018, reconociendo los esfuerzos de sus instituciones y ciudadanía en convertirse en una Smart City eficiente y moderna.

5. Buenos Aires

En la capital argentina, aparece la figura del Assistant Secretary of Smart City para aplicar un plan para Smart City que mejore las condiciones de vida de los residentes.

Impulso de la eficiencia

La digitalización de información y datos ha permitido a las instituciones bonaerenses agilizar trámites, generando además canales de comunicación más eficientes con los ciudadanos. Por ejemplo, se ha instalado un programa de información a través de mensajería instantánea por el que las instituciones mandan notificaciones sobre servicios a los residentes de la ciudad.

La instalación de sensores de tráfico o la iluminación inteligente también se han hecho un hueco en esta ciudad para optimizar sus recursos e impulsar una ciudad más sostenible.

Aprende todo sobre un Smart building

6. Singapur

Singapur es una de las ciudades más tecnológicas del mundo y aparece en el top 10 Smart Cities por sus grandes avances en este sentido.

La smart technology en Singapur

Singapur se ha puesto al frente de un gran número de innovaciones insólitas. Así, ha generado el primer Smart Hospital, donde parte del personal es suplido por robots y se utiliza el potencial del Big Data en sanidad; y desde 2019 han aparecido los primeros taxis driverless como proyecto piloto.

Además, a modo de Digital Twin, han generado Virtual Singapore, un modelo virtual de la ciudad actualizado a tiempo real que permite identificar tendencias y experimentar con soluciones a diferentes retos.

7. Reikiavik

Los habitantes de la capital islandesa no son especialmente numerosos (rondan los 120.000) y, sin embargo, han querido aplicar un plan para Smart City para acceder a todas sus ventajas.

Las iniciativas para una capital sostenible

Destacan las propuestas en energía, en un país con un enorme potencial para utilizar energías renovables como la geotérmica. De hecho, a través de iniciativas sostenibles, el país entero ha logrado que el 70% de su consumo de energía provenga de energías renovables, una cifra mucho más alta que el resto del mundo.

También aparecen iniciativas de participación ciudadana digital, como Better Reykjavík: un foro de consultas online en el que los ciudadanos presentan sus ideas para la mejora de servicios en la capital.

8. Paris

París es una de las capitales financieras europeas junto a Londres, además de una de las ciudades más visitadas por turistas en todo el mundo. Por ello, su conversión en Smart City tiene el potencial de mejorar muchas áreas en la urbe.

La vista puesta en el transporte

París ha impulsado una infraestructura IoT, a través de la cual busca optimizar el tráfico y los flujos de personas. Además, se ha planeado una reestructuración completa del sistema de transporte a través del Grand Paris Express, que incluirá entre las iniciativas un metro 100% automatizado gracias al Big Data.

9. Londres

De un tamaño similar a Nueva York, Londres se ha marcado 5 misiones para implementar un plan de Smart City: servicios diseñados para los usuarios, generar y analizar Big Data a gran escala, conseguir conectividad real, mejorar las habilidades digitales de la población e impulsar la colaboración entre ciudadanos e instituciones.

Aplicando el poder de los datos

Así, aparecen diversas iniciativas como el London Development Database (LDD), un proyecto colaborativo para la gestión de permisos de construcción y sus diferentes fases a tiempo real, que puede acceder cualquier ciudadano a través de la web.

Otras iniciativas han involucrado a población diversa, para adquirir competencias digitales en el manejo de tecnologías como tablets. Además, se han implementado igualmente medidores de energía smart, aplicando la capacidad de los datos de generar ciudades más sostenibles.

10. Tokyo

Una de las ciudades con mayor congestión de habitantes, su conversión en Smart City es vital para generar un espacio más eficaz impulsado además por los Juegos Olímpicos 2020.

La sostenibilidad energética en el punto de mira

La capital nipona se ha propuesto instalar sistemas eficaces y sostenibles que coordinen diferentes fuentes de energía renovable para los usuarios. Así, la Tokyo Electric Power Company (TEPCO) planea instalar 27 millones de medidores smart para 2025, en un esfuerzo que incluya toda la ciudad. Esto permitirá además prevenir problemas de abastecimiento ante, por ejemplo, desastres naturales.

Nexus Integra ayuda a tu ciudad a convertirla en una smart city gracias a la posibilidad que ofrece de gestionar desde una misma plataforma todos los servicios de la ciudad, para así, conseguir una mejora en la eficiencia y mantenimiento de todos los servicios a la vez que mejora la calidad de vida de los ciudadanos. ¡Contacta con nosotros y te ayudaremos a que tu ciudad llegue a ser una smart city!

ebook transformación digital