Infraestructuras inteligentes: la clave para las ciudades inteligentes

La conectividad ya no solo se encuentra en los ordenadores y en los dispositivos móviles. Está en la televisión, en los relojes, en los despertadores, en los coches, en cualquier objeto de la vida cotidiana. Vivimos en la época del Internet of the Things (IoT). Un momento único para aprovechar la tecnología para mejorar nuestro día a día.

El IoT es clave para el desarrollo de las infraestructuras inteligentes que permitan a las ciudades beneficiarse de todas las ventajas de ser smart city.

Estas infraestructuras son necesarias para que una ciudad pueda aprovecharse de la tecnología y las soluciones smart y así mejorar el día a día de sus ciudadanos. Por éste motivo, cada vez más empresas e instituciones están apostando por ellas y adaptándose. Se calcula que el mercado global de smart cities alcanzará la cifra de 1,56 billones de dólares el año 2025.

¿Qué son las infraestructuras inteligentes?

Una infraestructura inteligente se podría definir, como un sistema ciberfísico que ofrece una gestión integral de todos los elementos que engloba a través de distintas herramientas tecnológicas que ayudan a recopilar y analizar datos para cumplir los objetivos de eficiencia,sostenibilidad, productividad y seguridad.

Una definición que puede completarse con los apuntes de la Royal Academy of Engineering del Reino Unido, la cual profundizó sobre esta cuestión, añadió estos matices a la definición:

“Una infraestructura inteligente es un sistema inteligente que utiliza un ciclo de retroalimentación de datos para mejorar la toma de decisiones sobre un asunto. Un sistema que puede monitorizar, medir, analizar, comunicar y actuar en función de los datos capturados por sensores”.

Las infraestructuras inteligentes se basan no sólo en su estructura física (cableado, sensores… ) sino también en cuatro principios: datos, analítica, feedback (retroalimentación) y adaptabilidad.

  • Datos: Es el elemento básico para que un sistema inteligente funcione y la materia prima que necesita una infraestructura inteligente para funcionar.
  • Analítica: El análisis de la información es clave para la obtención de información útil para la toma de decisiones.
  • Feedback: El ciclo de retroalimentación de datos es fundamental para cualquier sistema inteligente. Este feedback se pone de manifiesto cuando se recopila información sobre la manera en que se utiliza un activo y se usa esta información para mejorar como opera el sistema.
  • Adaptabilidad: Los sistemas inteligentes son aquellos que no solo se adaptan a las demandas actuales, sino que se ajustan a las necesidades del futuro.

Descubre cómo lograr la mejor infraestructura para una Smart City

¿Cuántos tipos de infraestructuras inteligentes existen?

Podemos decir que existen distintos tipos de infraestructuras de ciudad inteligente en función del grado de participación humana en la toma de decisiones.

Estos tipos de infraestructuras dependiendo del nivel de control o automatización los ha desglosado la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido y son los siguientes:

Infraestructura semi-automatizada

Esta es una infraestructura que recoge y registra datos sobre su propio uso, el comportamiento estructural y las condiciones del entorno, pero no tiene ninguna habilidad para tomar decisiones basándose en la información obtenida. Ejemplos de esta infraestructura serían los mapas que registran la polución de una ciudad o el tráfico rodado de vehículos.

Infraestructura automatizada

Hacen referencia a sistemas que recolectan datos para procesar y presentar la información de tal modo que ayude a un operador humano a tomar decisiones. Un ejemplo de esta estructura sería el sistema de tráfico que detecta la congestión del tráfico e informa a los conductores para que puedan tomar mejores decisiones al volante.

Infraestructura inteligente

Se trata de una infraestructura que recoge datos, procesa información, toma acciones apropiadas de un modo completamente autónomo (sin intervención humana) y dinámico y se adapta a las condiciones cambiantes. En esta clasificación se suelen incluir redes inteligentes, edificios inteligentes, infraestructuras civiles inteligentes o playas inteligentes.

Redes inteligentes

Una red inteligente, es aquella que puede incorporar de forma eficiente el comportamiento y acciones de todos los usuarios que están conectados a la misma, de tal forma que hayan pocas pérdidas y una alta calidad y seguridad del suministro. Un ejemplo sería la red de transporte de energía en alta tensión que gracias a su red inteligente goza de una mayor automatización, integración y gestión de todos los dispositivos conectados a la misma, con lo que se consigue una distribución eficiente y sostenible.

Edificios inteligentes

Los edificios inteligentes son aquellos producidos con una instalación y sistemas tecnológicos avanzados. Una tecnología con la que se pueden automatizar muchos procesos internos como por ejemplo la calefacción, ventilación, iluminación, seguridad y otros sistemas dentro del edificio.

Infraestructuras civiles inteligentes

Las infraestructuras civiles inteligentes incorporan dispositivos electrónicos que transmiten información que luego puede ser utilizada para mejorar su propio funcionamiento o el comportamiento de otros sistemas relacionados.

Playas inteligentes

Existen distintos proyectos para crear playas inteligentes. En España, Telefónica está liderando un proyecto que permitirá obtener información en tiempo real para mejorar la experiencia de los bañistas en las playas españolas. Se trata de un proyecto que utilizará sensores, drones, aparcamientos inteligentes y semáforos inteligentes, entre las tecnologías más destacadas.

Las infraestructuras inteligentes son necesarias en las smart cities porque aportan muchos beneficios.

¿Qué ventajas y funcionalidades tienen estas infraestructuras?

Distintos autores han abordado el tema de las infraestructuras de ciudad inteligentes y los beneficios que aportan. Según publicaron en Research Gate los expertos en infraestructuras inteligentes, estas son las principales utilidades que presentan:

  • Autocontrol y precisión en la toma de decisiones: Son sistemas que controlan de manera automática la estructura interna y la salud de los materiales de un activo y las condiciones ambientales y de uso a las que están expuestos para mejorar la precisión y la rapidez en la toma de decisiones. Un ejemplo en una ciudad inteligente sería el conocimiento del estado del tráfico municipal, del transporte público y del aparcamiento, para trazar la mejor ruta en transporte público o en coche propio.
  • Eficiencia y ahorro de costes: Estos sistemas inteligentes permiten a las organizaciones aprovechar mejor los recursos para producir más con menos. Por ejemplo el control del consumo eléctrico o de la calefacción en los edificios.
  • Fiabilidad: Hace referencia a la reducción de las caídas del sistema y todos aquellos inconvenientes surgidos de manera espontánea que permita que las organizaciones sigan ofreciendo sus servicios con la mejores garantías.
  • Seguridad y resiliencia: Implica mantener procesos y diseños que se adapten a los cambios que mantengan la infraestructura y los usuarios seguros y resilientes ante fallos humanos o desastres naturales. Cómo por ejemplo el control de aforo en grandes eventos.
  • Interacción y empoderamiento del usuario: Las infraestructuras inteligentes mejoran la experiencia de usuario y proveen servicios que se adaptan a las necesidades cambiantes de los consumidores. Un ejemplo en las smart cities sería la APP del ciudadano o whatsapp municipal donde los ciudadanos se pueden informar de ofertas o de noticias locales e interactuar con algunos de los servicios.
  • Sostenibilidad: Esta ventaja hace referencia al hecho de optimizar la toma de decisiones para asegurar el uso sostenible de todos los recursos gestionados. Como por ejemplo la gestión eficiente de residuos, agua o energía en las ciudades.

Para que los beneficios de las infraestructuras inteligentes puedan hacerse realidad es necesario el desarrollo de un lenguaje común que permita coordinar todos los procesos que intervienen en una ciudad.

Requieren plataformas que se encarguen de administrar toda la información que interviene en una ciudad para mejorar los procesos y la vida cotidiana de sus habitantes. Demandan soluciones inteligentes como Nexus Integra.

Nexus Integra es la plataforma de operaciones integrada que facilita a las empresas y a las instituciones públicas la implementación con éxito de la infraestructura inteligente que necesita una ciudad para llegar a ser una smart city. ¡No dudes en contactarnos para resolver todas tus dudas!

 

ebook transformación digital