Cómo el Big Data y la Inteligencia Artificial trabajan juntos

Transformación digital -

por Nexus Integra  /

30 enero, 2020

Big Data e Inteligencia Artificial son dos de las tecnologías que están marcando hacia dónde se dirige el mundo del futuro que, sin lugar a dudas, será un lugar dominado por los datos y la información. 

La cantidad de datos generada en el mundo digital crece de forma exponencial desde hace años. El Foro Económico Mundial ya ha predicho que se espera que la cantidad de datos en “el universo digital” alcance los 44 zettabytes para 2020. Es esta información la que movilizará las decisiones sociales, políticas y económicas del futuro, en un proceso que ya ha sido adoptado por muchas organizaciones. Así, el  Big Data e IA serán las dos tecnologías necesarias para extraer conclusiones 

Se trata de dos sistemas que generalmente trabajan juntos, de modo que la inteligencia artificial se nutre de los datos almacenados y los utiliza para el análisis de Big Data  consiguiendo  las mejoras y optimizaciones que permiten estas tecnologías.

Big Data y la Inteligencia Artificial: qué son y cómo están transformando el mundo

Big Data e IA son dos tecnologías íntimamente relacionadas que, unidas  permiten la optimización de procesos y la toma de decisiones. 

El Big Data, traducido al castellano en muchas ocasiones como macrodatos, hace referencia a enormes y complejos conjuntos de información. Por su tamaño, requieren de aplicaciones y  tecnologías informáticas de procesamiento rápido. En sí mismo, el Big Data, es además que grandes cantidades de datos, la capacidad de poder explotarlos o, sacar conclusiones que den valor al negocio. 

Las características que definen el Big Data son el volumen, la velocidad, la variedad, veracidad y el valor.

El análisis de Big Data permite a las organizaciones, descubrir patrones ocultos, correlaciones desconocidas y toda la información almacenada  útil para  tomar mejores decisiones de un modo más eficiente. De este modo,los científicos de datos y otros usuarios acceden a información que les permite adelantarse a tendencias o prevenir problemas. 

Algunos ejemplos de cómo se está aplicando el análisis de Big Data: 

  • En las industrias, optimizando el rendimiento de máquinas y dispositivos. El análisis de big data está ayudando a máquinas y dispositivos a ser más eficientes,  inteligentes y autónomos.
  • La mejora en los procesos en las empresas está siendo ubicua y transversal en muy diversas industrias. Como ejemplo, el análisis de Big Data está permitiendo optimizar las cadenas de suministro o las rutas de envíos, teniendo en cuenta información sobre tendencias en búsquedas web, redes sociales, datos sobre compradores reales e incluso previsiones meteorológicas. 

Es también común aplicar este análisis en el mantenimiento de maquinaria de forma predictiva. Plataformas como Nexus Integra aparecen para poner el poder del Big Data a disposición de la optimización de procesos en el contexto de grandes activos industriales.  

  • En el ámbito médico, el análisis de Big Data ya está permitiendo mejoras en la prevención de enfermedades, al permitir cotejar datos a niveles nunca antes imaginados.

Íntimamente unida al análisis de Big Data aparece la inteligencia artificial, que a su vez incluye otras muchas y diversas aplicaciones. Una máquina que aplica la IA es aquella que discierne información sobre su entorno y actúa de acuerdo a esa información para acometer sus tareas con éxito. En otras palabras, la  inteligencia artificial implica que las máquinas lleven a cabo procesos para los que hasta ahora se creía que sólo era apta la capacidad cognitiva humana. 

Un paso más allá van los sistemas que aplican el machine learning, una rama dentro de la inteligencia artificial en la que se diseñan tecnologías capaces de aprender de forma automática a partir de los patrones que logran identificar entre los macrodatos. 

De este modo, el machine learning supone el aprendizaje automático de las máquinas y que  mejora de forma continua y automática todos los procesos que les son encomendados, en base a mecanismos de prueba/error. 

Cómo combinan Big Data e Inteligencia Artificial 

Aplicando ambas tecnologías de forma simultánea, Big Data e IA potencian las posibilidades de cada una de ellas. Las principales aplicaciones aparecen en el mundo de los negocios y la industria, donde la inteligencia artificial ya está permitiendo acceder a conocimientos predictivos y relevantes para la toma de decisiones. 

Dicho de forma simple, el Big Data sólo es útil si aparecen las herramientas de inteligencia artificial capaces de darles un sentido y extraer información valiosa de esa ingente cantidad de datos. El Big Data es por tanto el motor y la base sobre la que se nutre la inteligencia artificial y el el machine learning y hace posible  que estos sistemas sean capaces de identificar patrones complejos en millones de datos y predecir comportamientos futuros.

Para lograr conclusiones provechosas,  de la gran cantidad de datos generados por los elementos de control y monitorización (sensores, PLC, SCADA) y bases de datos, será vital asegurarnos de que los datos conseguidos por la organización también sean valiosos. Estos datos están dispersos y no estandarizados, por lo que es clave contar con una plataforma capaz de integrar los datos de diferentes fuentes, de esta forma poder unificarlos y almacenarlos de la manera más fácil posible y que posteriormente puedan ser visualizados y explotados.

Descubre nuestros casos de éxito 

Las utilidades de fusionar Big Data e IA

Empresas de todo el mundo y de todos los tamaños están combinando Big Data e IA para lograr ventajas competitivas. 

Algunas de las aplicaciones de combinar Big Data e IA incluyen:

– La mejora en los servicios de atención al cliente. Cada vez más, y gracias al poder de combinar Big Data e IA, los negocios están comprendiendo qué es lo que buscan sus clientes para poder proporcionárselo. 

El informe de McKinsey Jobs lost, jobs gained: Workforce transitions in a time of automation, ya adelantó que la atención al público es una de las categorías profesionales con menor potencial para ser automatizada. No obstante, la transformación digital sí que va a liberar a los empleados de ciertas tareas repetitivas y automáticas, liberándoles para emplear más tiempo en la comunicación interpersonal. 

– El impulso a la optimización en la industria y los negocios. La combinación de Big Data e IA trae consigo el poder de la predicción. Si bien hasta ahora la toma de decisiones de negocios conllevaba en muchos casos el error humano, la inteligencia artificial y el análisis de Big Data va a transformar muchas industrias al permitir anticipar situaciones y mejorar la eficiencia. 

La automatización y el uso de Big Data e IA implican una inversión inicial por parte de las empresas. No obstante, en el medio y largo plazo les permite el recorte en costes y gastos innecesarios. 

Entre las ventajas este estos sistemas, aparecen  los modelos predictivos capaces de predecir y corregir en tiempo real anomalías en el proceso productivo antes que se produzcan fallos. De esta manera ayudan a maximizar el tiempo de funcionamiento de las máquinas, la producción  y minimizan los errores. Todo esto se traduce en una reducción del coste unitario.

En este sentido, plataformas como Nexus Integra  ya están permitiendo aplicar Big Data e IA en un entorno industria. Permitiendo la adquisición de cualquier dato y ofreciendo una plataforma Big Data estructurada que facilita a los científicos de datos la aplicación de IA y de Machine Learning, así como la la explotación de los datos en cualquiera de sus aplicaciones nativas o externas. Nexus Integra como centro de operaciones integral y plataforma Big Data permite dar valor a los datos.

Noticias relacionadas