Automatización en la industria 4.0

Estamos viviendo una nueva revolución industrial en cuanto a las formas de producción. Esto se debe no sólo a la mecanización, si no en gran parte a los sistemas de control y de información, que son capaces de manejar complejos procesos y maquinarias de forma mucho más eficiente y rentable que el ser humano. A estos sistemas se les llama automatización industrial 4.0.

Qué es y cómo funciona

Las tecnologías de automatización 4.0, a través del IIoT (‘Industrial Internet of Things’) conectan, controlan y monitorizan redes de aparatos, dispositivos, máquinas, robots e información de la nube en tiempo real (a través del ‘Cloud Monitoring’). De esta forma permite que éstos aprendan, operen y funcionen automáticamente, reduciendo al máximo la intervención humana y optimizando la producción.

El papel de la automatización en la industria 4.0

Para que la producción automatizada desbloquee su valor, debe implementarse como una solución integral que englobe todos los procesos de la empresa, haciendo posible que la información fluya por todas sus piezas.

El valor añadido de la automatización de la industria 4.0 ya no se centra solamente en su eficiencia y rentabilidad, si no en el incremento de la flexibilidad y la sustancial mejora de calidad de los procesos de fabricación, reduciendo significativamente los márgenes de error en las tareas. Los Gemelos Digitales vigilan el ciclo de vida de los procesos, ejerciendo de modelos virtuales que sirven como base para tomar decisiones acertadas. En procesos en los que el margen de error puede llegar hasta un 10% cuando la labor la lleva a cabo un humano, una plataforma de automatización de procesos podría reducirlo hasta a un 0.00001%.

Ventajas de la automatización en la industria 4.0

Los beneficios principales de la automatización en la industria 4.0 son los siguientes:

  • Eficiencia de costes:  Reduce los costes laborales, automatizando porciones de procesos que no requieran del juicio humano para aprovechar la creatividad humana en obtener nuevas habilidades y en actividades donde sí se requiera. Además, tecnologías de Realidad Virtual y/o Aumentada facilitan los procesos de aprendizaje y mejora los modelos de organización productiva.
  • Ventajas competitivas:Estandarización y rediseño automático de los procedimientos, convirtiéndolos en constantes y precisos, pudiendo funcionar 24/7. Como resultado, aumento de la productividad, capacidad y calidad de los procesos, minimizando inexactitudes y el coste del tiempo de inactividad.
  • Escalabilidad y flexibilidad:Agregar o cambiar tareas requiere formación de cara a un operador humano, mientras que los Robots y dispositivos son reconfigurables y pueden programarse con exactitud en un espacio de tiempo ajustado, reduciendo así el tiempo de respuesta y de ejecución de procesos.
  • Reducción de tiempo: Se reducen los tiempos en el procesamiento de la información. Las plataformas con las que trabaja la automatización poseen una gran capacidad para el almacenaje y gestión de los datos derivados de un proceso.
  • Alta seguridad:  La línea de producción puede asignar máquinas y/o robots a las tareas peligrosas que tengan alto riesgo para el personal. Además, se pueden agregar controles avanzados de seguridad integral para equipos, piezas, personas y sistemas. La ‘Ciberseguridad’ es una de las tecnologías imprescindibles para salvaguardar la privacidad de las empresas.
  • Mejoría de control: Este tipo de procesos son monitoreados y grabados, lo cual genera ‘Big Data’; información valiosa para identificar patrones, mejorar procesos e implementar cambios para prevenir eventos futuros. Además, la optimización de procesos abre las puertas al ‘insourcing’. Esta centralización de infraestructuras mejora la calidad y consistencia de los datos y deriva en mejoras de analíticas.

Desafíos de la automatización en la industria 4.0

Aunque la automatización 4.0 tiene un alto potencial para las empresas, es necesario conocer y valorar los desafíos que supone este nuevo modelo de negocio:

  • Inversión e infraestructuras: Adaptar la infraestructura existente a la nueva puede ser todo un reto para las empresas, que tendrán que invertir grandes sumas de dinero y en muchos casos acceder a financiación para adquirir la infraestructura necesaria y decidir qué soluciones serán las más rentables.
  • Plan de estrategia: La transición no sólo depende de la inversión en maquinaria y hardware, si no que requiere tiempo, un cambio de mentalidad, un análisis inteligente y una estrategia detallada que maximice la implementación y capitalice la inversión realizada.
  • Factor humano: Los dispositivos inteligentes están dejando de ser herramientas de trabajo para pasar a ser una fuerza de trabajo inteligente, por lo que se predice que se perderán millones de empleos como resultado de los procesos de automatización. Por ello, la sociedad y las grandes empresas deben fomentar la formación continua de cara a los trabajadores para que desarrollen las habilidades pertinentes digitales.

El futuro de la industria 4.0

Aunque la mayoría de las empresas a nivel global aún no ha desarrollado una estrategia completa para sumergirse en la industria 4.0, lo cierto es que ya existe una tendencia en auge más avanzada; la Industria 5.0. Ésta se focaliza en la personalización, atención al cliente inmediata e integración entre personas y ‘cobots’. La intención es lograr una fusión entre el desarrollo tecnológico y los seres humanos, con el objetivo principal de que las personas y las máquinas complementen sus actividades, y no que las personas sean reemplazadas.

En este enfoque disruptivo, para lograr una sociedad inteligente, la educación necesita cambiar su enfoque tradicional. Las personas deberán ser formadas y estar calificadas para ser proactivas en este nuevo modelo de sociedad.

Si necesitas conectar tus datos y procesos industriales para aumentar el rendimiento de tu empresa, la plataforma IOT Nexus Integra es tu solución.

DESCUBRE NEXUS INTEGRA