Cloud monitoring, un sistema de monitorización remota

Cada vez más empresas están incorporando las nuevas tecnologías de monitorización que siguen el modelo “Cloud” con el fin de reducir costes, aumentar su productividad y rentabilidad y, por supuesto, encontrar soluciones eficaces para monitorizar sus recursos.

¿Qué es Cloud Monitoring?

“Cloud Monitoring” es el término que se usa en inglés para el concepto de monitorización en la nube. Cloud monitoring es el resultado de la aplicación de las tecnologías “Cloud Computing” al “Condition Monitoring”.

Da solución a la necesidad de disponer de información en tiempo real en remoto, pues sin información no es posible gestionar un conjunto de activos.

Actualmente, hay sectores que están promoviendo especialmente la centralización de la información; es decir, cuentan con centros de monitorización y de control que emplean información integrada en entornos “Cloud” o en la nube, con un concepto más global como SaaS.

La energía, la industria y las Soluciones Smart, son algunos de estos sectores.

¿Cómo funciona el Cloud Monitoring?

Es fundamental asegurarse de que todo funciona correctamente para optimizar el rendimiento.

Las principales funciones del monitoreo en la nube son:

  • Control de sitios web alojados en la nube: supervisión y seguimiento de los procesos, el tráfico, la disponibilidad y del uso de recursos.
  • Monitorización de máquinas virtuales: monitorización, tanto de la infraestructura de virtualización, como de las máquinas virtuales individuales, dentro del ámbito de gemelos digitales.
  • Monitorización de almacenamiento en la nube: recursos de almacenamiento y sus procesos suministrados a máquinas virtuales, servicios, aplicaciones y bases de datos.
  • Supervisión de la red virtual: recursos, dispositivos, conexiones y rendimiento de la red virtual.
  • Seguimiento de las bases de datos en la nube: procesos de monitorización, consultas, disponibilidad y consumo de recursos.

Gracias al monitoreo en la nube, es más sencillo identificar patrones y descubrir posibles riesgos de seguridad en la infraestructura.

Sistema SaaS o Software As Service

SaaS, son las siglas de Software as a Service, y representa el pago por uso de todos los requerimientos de un proyecto tecnológico (instalación, puesta en marcha, licencias, infraestructura y comunicaciones).

Los sistemas SaaS están alojados en la nube, por lo que los datos manejados están centralizados y alojados en un único servidor externo a la organización; es decir, que no se encuentra en los ordenadores locales de la empresa. Un proveedor se ocupa del hosting del software en la nube, del soporte y del mantenimiento.

La empresa, además, puede despreocuparse de instalar cualquier tipo de actualización.

Ésta puede acceder a los datos en la nube con un navegador web a través de Internet, lo que permite compartir e intercambiar el conocimiento en todos los niveles de la organización y desde cualquier lugar.

El sistema SaaS es el más conocido dentro de los tres niveles del Cloud Computing, donde también se encuentra IaaS (Infraestructura como Servicio o Infraestructure as a Service) y PaaS (Plataforma como Servicio o Software as a Service).

El concepto SaaS encaja con los siguientes conceptos tecnológicos que actualmente están tan de moda:

IoT: la integración de la información de múltiples dispositivos deslocalizados enviando información.

Big Data: se recoge la información generada, se procesa, se estructura, se organiza y se prepara para una consulta eficiente.

Cloud Computing: disponer de infraestructura IT y comunicaciones en función de la necesidad de crecimiento.

Diferencias entre SaaS, Cloud Computing y Cloud Monitoring

El SaaS es un sistema de distribución y monetización, mientras que el “Cloud Computing” es el concepto sobre dónde y cómo ubicar el software.

Por lo tanto, el Cloud Computing incluye al SaaS.

El Cloud Monitoring o monitorización en la nube, es parte de la estrategia global de administrar los datos en la nube, pues permite a los administradores de TI verificar el estado operativo de los recursos en remoto.

Nexus Integra permite crear informes, cuadros de mando y configurar los widgets para visualizar la información más relevante, como el rendimiento de la celda, OEE y alertas.

Además, ofrece una perspectiva global de todos los datos recogidos de las diferentes plantas de la empresa, para tomar mejores decisiones y mejorar el conocimiento sobre la organización.

Las técnicas de monitorización en la nube aseguran el rendimiento, evalúan los niveles de recursos, los tiempos y predicen posibles problemas de vulnerabilidad antes de que se produzcan.

Ventajas del Cloud Monitoring

A continuación, enumeramos las ventajas que ofrece la aplicación de las nuevas tecnologías en la nube a la monitorización:

  • Facilidad de acceso a la información: simplemente se necesita un navegador, una url al servidor, un usuario y una contraseña. Gracias a que los sistemas “Cloud” son compatibles con cualquier sistema operativo.Nexus Integra es la solución cloud monitoring que facilita un marco único para gestionar todas las instalaciones que la empresa pueda tener en cualquier parte del mundo. El cliente es propietario absoluto de sus datos y dispone de una capacidad de gestión total sobre la plataforma, garantizando totalmente la absoluta privacidad de la información extremo a extremo.
  • Acceso desde varios puestos simultáneamente y desde cualquier lugar con conexión a Internet.
  • Estructuran la información de manera que sea explotable. Pueden realizarse gráficas para cuadros de mando, alarmas sobre datos existentes, estadísticas de datos y el análisis de datos históricos.Nexus Integra, unifica y estandariza los datos de diferentes sensores, sistemas y bases de datos.
  • Concentran en una única plataforma todos los datos relevantes de todas las técnicas y tecnologías predictivas aplicadas.
  • Tienen menor coste que el de una aplicación local. Si se selecciona el modelo SaaS (gasto por uso), se evitan costes iniciales de compra de licencias y se paga sólo por el uso; pudiendo ir adaptándose y escalándose dependiendo de las necesidades.Por otro lado, si la opción es alojar aplicaciones en la nube, se evita el hardware necesario para alojar el servidor de la aplicación y la base de datos y, por tanto, su mantenimiento, teniendo menos gastos de puesta en marcha y de infraestructura.Nexus Integra, al ser una plataforma web, ofrece la centralización de datos y diferentes posibilidades de instalación: en los servidores de la empresa, en la nube o contratar el modelo SaaS.Permite, en cualquier caso, el acceso a la información desde cualquier dispositivo y lugar.
  • Ofrece mayor seguridad. Tiene menor probabilidad de fallo, puesto que las aplicaciones de software tienen servidores de mayor calidad y con mejor mantenimiento. La restauración de los datos en caso de fallo es automática y la posibilidad de ser atacada por un virus es prácticamente nula.
  • Optimización del rendimiento. Las nuevas tecnologías del Cloud Monitoring facilitan la labor del diagnóstico predictivo, ayudan al funcionamiento del mantenimiento preventivo, contribuyendo de esta manera a la mejora del rendimiento.

La transformación digital de las industrias implica la provisión de servicios innovadores, la reconfiguración y monitorización de sus procesos, la aparición de nuevos actores y la desaparición de otros.

En este proceso, el cloud monitoring juega un papel crucial, permitiendo la provisión de un conjunto compartido de servicios tecnológicos a las empresas, permitiendo el acceso desde cualquier lugar del mundo y bajo demanda a un conjunto compartido de recursos de computación.