5 ventajas del control remoto de la producción

La automatización industrial ha dado un salto a la vanguardia y resulta imprescindible para garantizar la competitividad de las empresas en el futuro.

La Industria 4.0 o industria automatizada y conectada, brinda la oportunidad de obtener información detallada sobre la producción a cualquier organización industrial. Gracias a los modernos dispositivos que utilizamos hoy en día, los gerentes de planta tienen a su alcance la posibilidad de acceder a los datos e información clave desde cualquier lugar, lo que posibilitaría el control de la producción de manera remota.

Hoy en día, las empresas necesitan estar disponibles las 24h del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año para ser eficientes. Especialmente, debido a situaciones como la provocada por el COVID-19, las empresas deben contar con tecnología y metodologías flexibles para poder operar con la mínima reducción de la producción, incluso en remoto.

La falta de automatización y trabajo en el área de TI, puede suponer un problema para este fin y para las propias tareas de ejecución interna.

Comprender el propósito y los beneficios del control remoto, es el primer paso para capitalizar esta tecnología.

A continuación, describimos las ventajas principales que supone tener un control de procesos productivos en remoto.

Ventajas de controlar la producción en remoto:

1. Resolución de problemas eficaz e inmediata

El control remoto de los sistemas de producción permite respuestas inmediatas a cualquier problema mecánico o físico con los equipos, incluso de diferentes plantas.

Con el sistema adecuado de notificaciones, el personal es consciente instantáneamente de los problemas que requieren una atención inmediata, especialmente cuando no está presente.

De esta forma, los problemas se pueden resolver rápidamente, minimizando así el tiempo de inactividad de la producción y sin necesidad de desplazamientos.

La supervisión y el diagnóstico remotos permiten, además, un mantenimiento rápido y proactivo para maximizar el tiempo de actividad del equipo y aumentar su vida útil. Permite llevar a cabo pequeñas reparaciones para evitar problemas aún mayores antes de que sucedan. Lo que contribuye a evitar la inactividad tanto como sea posible y mejorar la productividad.

La implementación de un software, acompañada de los conocimientos del propio personal, es la sinergia perfecta para una resolución de problemas eficiente.

2. Acceso y recuperación de datos

Debido a las tareas críticas de operaciones de la planta, las actividades de seguridad pueden acabar en el final de la lista de prioridades y posponerse indefinidamente. Pero cuando ocurre un fallo o una incidencia, es necesario disponer de toda la información actualizada.

Tener un control global del proceso de producción y almacenar todos los datos acerca de los mismos, permite encontrar los motivos que han causado la incidencia e, incluso, a la detección temprana de taras en la producción para anticiparse antes de que se produzca, aplicando la tecnología Machine Learning. De esta forma, se almacena el histórico y permite realizar una trazabilidad para analizar si alguno de estos datos presenta un cambio.

Las plantas de producción y fabricación modernas pueden tener residentes de programación y datos en dispositivos de nivel inferior como instrumentos inteligentes, válvulas y reguladores de frecuencia cuya información y configuración también pueden necesitar respaldo.

El coste de no tener la programación actual y los datos de configuración listos para la restauración después de un incidente, puede ser muy alto.

3. Información en valiosa en cualquier lugar

La ventaja principal del control remoto de la producción es que puedes monitorizar y controlar su estado en todo momento y desde cualquier lugar.

Permite la visibilidad y la comprobación de todas las tareas y flujos de trabajo, ofreciendo reportes detallados de la situación y del estado de los procesos terminados, de los que se están ejecutando y sobre los futuros, es decir, permite monitorizarlos en tiempo real.

Además, permite cruzar la información de tus diferentes plantas para elaborar estudios de rendimiento y aplicar las acciones que mejor funcionan al resto de tus plantas para maximizar la producción en todas ellas.

El funcionamiento óptimo de las instalaciones de producción requiere una monitorización en tiempo real de los sistemas de automatización, los sistemas de información y de los equipos operativos de la planta. Esto evita el colapso, la inactividad y el correspondiente tiempo de mantenimiento que no se había estimado ni programado.

4 Capacidad y visión de crecimiento

Contar con un software, puede ayudarte a tomar decisiones inteligentes y efectivas incluso a largo plazo en tu negocio. Te permite tener una mayor visión global para predecir nuevas oportunidades de mejora en las operaciones y en los procesos de producción de todas tus plantas.

Así como también, predecir y evitar potenciales problemas de producción. En definitiva, tener ese control total sobre los procesos de tu empresa.

5. Aumento de la eficiencia

Otra ventaja, es que favorece que los sistemas trabajen de manera ágil y constante, garantizando satisfacer la demanda, mediante la ejecución automatizada de procesos; eliminando la ejecución de posibles comandos manuales sujetos al error humano, lo que se traduce en un aumento de la eficiencia y de la productividad de la empresa.

Posibilita además que la producción sea flexible y escalable, dependiendo de las necesidades del mercado en cada momento.

Nexus Integra es la plataforma que te permite controlar tu producción y todos tus procesos, posibilitando una transformación digital real de tu empresa con las ventajas que ello supone.