La transformación digital en el sector eléctrico

El consumo de energía ha ido aumentando en los países en desarrollo durante los últimos años. Pero el energético de países avanzados como EEUU o los pertenecientes a Europa, que juntos representan el 40% de la demanda global, se ha reducido drásticamente.

Según confirma un estudio de la Agencia Internacional de Energía (IEA) del pasado mes de diciembre, la demanda mundial energética en 2020 habrá caído alrededor del 2%. Este es el mayor descenso anual desde mediados del siglo XX, y no se debe solamente a la pandemia.

El cambio climático nos trae temperaturas más suaves durante todo el año, y el crecimiento de la electrificación descarbonatada, así como de las energías renovables, son consecuencia de la responsabilidad común por racionalizar la energía y de la descentralización de energías alternativas.

En este post te contamos por qué es necesaria la transformación digital en el sector eléctrico y en qué punto de digitalización se encuentra ahora mismo este sector.

Evolución del sector eléctrico

La energía eléctrica ha sido el motor de la transformación industrial y social del mundo desde hace más de un siglo y se ha convertido en un bien básico para la sociedad. En la lucha contra el cambio climático, la electricidad está situándose como el principal vector energético, ya que facilita un aprovechamiento eficiente en comparación con otras fuentes de energías renovables.

Pero para cumplir con la transformación de edificios, ciudades, y procesos productivos o industriales, el sector está teniendo que cambiar a la fuerza, apoyándose en tecnologías digitales para asegurar la máxima eficiencia en el aprovechamiento de la energía.

Digitalización del sector eléctrico en España

España es un ejemplo mundial de optimización de la gestión de estas energías renovables. La tecnología digital y las posibilidades de comunicación entre sistemas han permitido alcanzar una capacidad de gestión centralizada, a través de Red Eléctrica, de la generación renovable distribuida.

El uso de técnicas de analítica avanzada permite al sector eléctrico poder predecir, con elevadísima precisión, tanto la demanda de energía eléctrica como la posibilidad de generar nueva electricidad mediante fuentes renovables. El centro de control de Red Eléctrica es por tanto uno de los centros más avanzados del mundo en esta actividad.

Digitalización del sector eléctrico en el mundo

Sin embargo, según el estudio sobre operaciones digitales de la energía, realizado en 2021 por PwC, “Sólo el 2% de las eléctricas de la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África) pueden considerarse líderes en digitalización. Y un 45% son entidades novatas digitales.”

Esto demuestra que el sector sigue siendo increíblemente complejo y que la digitalización no está exenta de riesgos y limitaciones para las empresas involucradas. Te resumimos los más relevantes a continuación:

  • Aversión al cambio: no afrontar los riesgos que implica la modernización de la industria puede suponer perder el tren de la digitalización. Muchas de las organizaciones adoptan tecnologías como data Analytics o cloud computing, pero no explotan el valor de soluciones Big Data o de Inteligencia Artificial.
  • Velocidad de cambio: la digitalización no trata solamente de adoptar tecnologías, sino que debe producirse de forma organizada e incluir cambios profundos tanto productivos como sociales. Además, la digitalización requiere empleados con nuevas habilidades y conocimientos que no se alcanzan de un día para otro.
  • Altas regulaciones: el sector eléctrico, en la mayoría de países, ha estado siempre altamente regulado, por lo que las empresas han seguido una estrategia lineal en cuanto a procesos. El avance de la digitalización requerirá nuevos principios regulatorios que simplifiquen los procesos burocráticos y aporten un marco legal estable, claro y ético.
  • Riesgos de ciberseguridad: Los ciber-riesgos se dispararán a medida que aumente la automatización y la conectividad en el sector. La vulnerabilidad de dispositivos inteligentes puede poner en juego la privacidad de millones de datos y la solidez de infraestructuras eléctricas.

Como consecuencia a estos hechos, el estado de madurez del sector eléctrico en cuanto a digitalización aún tiene mucho recorrido por delante. Y aunque hemos visto grandes avances en este último año, este sector sigue estando por detrás de otros grandes sectores industriales como el agua o la cerámica.

Beneficios de la digitalización para el sector eléctrico

Si bien la digitalización no es el factor más importante para descarbonizar el planeta, sí que es clave en la automatización e interconexión de generadores, consumidores y dispositivos para lograr un uso de la energía más eficiente y sostenible.

Esto se traduce en numerosos beneficios para todas las partes, y destacamos a continuación los más importantes:

  • El progresivo papel protagonista del cliente final: la implantación de dispositivos inteligentes otorga al cliente un papel más activo en el que nutrirse de información con la que tomar decisiones de gestión de consumo y optimización de costes.
  • Productos y servicios con valor añadido: gracias al análisis masivo de información es posible ofrecer nuevos productos de mayor valor añadido a los consumidores, incluyendo servicios complementarios, como los de incentivar la eficiencia energética.
  • Disponibilidad y fiabilidad de redes: los contadores inteligentes, además de propiciar el cambio del comportamiento de la demanda, son también el núcleo de las Smart Grids (redes inteligentes). A través de la gestión de los activos con estas tecnologías, se maximiza la disponibilidad de las redes y se mejora su fiabilidad, mejorando por tanto el acceso a la electricidad.
  • Más márgenes de beneficio: La gestión de los activos también asegura un mayor y mejor control de los costes, tanto de mantenimiento como de operación. La mejora en la eficiencia de las operaciones y la disminución en los costes operativos es una oportunidad para que las empresas del sector puedan aumentar sus beneficios.

Ejemplos reales de la digitalización en el sector eléctrico

Los cambios están afectando notablemente a la estructura de la producción de energía eléctrica, incorporando de forma masiva equipamiento digital a un mundo que hace años era básicamente analógico.

Algunos ejemplos son el transporte de la electricidad, donde aparecen sistemas digitales para gestionar flujos de energía y subestaciones de energía eléctrica, la distribución y generalización de los contadores inteligentes, y la comercialización mediante el desarrollo de plataformas comerciales en internet y aplicaciones móviles para interactuar y conocer el comportamiento del consumidor.

Las nuevas tecnologías han supuesto un cambio de paradigma en el sector eléctrico. Han facilitado un control exhaustivo de todos los activos involucrados, pudiendo obtener una medición total de factores como la energía generada, los patrones de consumo, la distribución, las necesidades horarias, los puntos de carga y mucho más.

Endesa, ejemplo de transformación digital

Un ejemplo de liderazgo en transformación digital del sector eléctrico es la española Endesa, que opera en los sectores eléctrico y gasístico, desarrollando actividades de generación, distribución y comercialización de electricidad y gas natural.

Tomó la delantera en 2016 con la activación de un ambicioso plan de transformación digital, y se encuentra en el último año (2021) de un plan estratégico de digitalización. De la inversión de 1.200 millones de euros, aproximadamente un 70% se está invirtiendo en la red, con el objetivo de desarrollar generación renovable.

Esta inversión está permitiendo convertir la red en una red inteligente. Además, entre otras cosas, se ha destinado a implantar contadores digitales, la automatización de la gestión de la red, la instalación de telemandos para realizar maniobras en remoto, y la digitalización en la gestión de instalaciones y de los clientes.

Convertirse en líder digital del sector eléctrico

Existen tres pasos fundamentales para que, como empresa, puedas completar tu transición hacia la digitalización.

  • Priorizar y enfocar la estrategia
  • Adoptar capacidades digitales distintivas.
  • Formar alianzas estratégicas que te aporten tecnología y know-how.

La plataforma Nexus Integra cuenta con la experiencia e infraestructura necesarias para que tu empresa gane en eficiencia y se convierta en líder de su sector. Te guiamos y proporcionamos las herramientas para que el camino hacia la transformación digital sea lo más flexible e intuitivo posible, adaptándonos a tus necesidades y a tu sector en todo momento.

 

ebook transformación digital