La importancia de la transformación digital en la industria

Según el último estudio de Harvard Business Review , en 2018 se invirtieron aproximadamente 1.3 trillones de dólares americanos en transformación digital. Aun así, un gran porcentaje de este gasto acaba desperdiciado en iniciativas de empresas que fracasan por no estar realmente preparadas para el cambio. La transformación digital no es una cuestión solamente de inversión de capital, sino de elaborar estrategias, ejecutar y abordar los desafíos y oportunidades asociados a ella. La experiencia y las competencias relacionadas a la transformación digital ahora son necesarias para el plan estratégico de casi todas las empresas.

Podría decirse que los dos pilares de la transformación digital en la industria son la innovación y la disrupción. Las empresas deben estar atentas al panorama cambiante de su industria y contar con el talento adecuado para llevar a cabo nuevos modelos de negocio, además de formar y retener al talento existente. Las fuerzas disruptivas abundan en el entorno empresarial actual. Además, mantener el impacto de una transformación de estas características generalmente requiere un restablecimiento importante en la mentalidad y el comportamiento.

¿A qué nos referimos con transformación digital industrial?

La transformación digital es la aplicación de capacidades digitales a procesos, productos y activos para potenciar la eficiencia, aumentar el valor para el cliente, gestionar el riesgo y navegar entre nuevas oportunidades de generación de ingresos. Esta transformación es a nivel global y por tanto implica adoptar tecnologías digitales tanto para las operaciones internas como para las ventas externas, marketing y esfuerzos de soporte. Para adaptarse, las empresas deben cambiar fundamentalmente la forma en que operan y estar dispuestas a aceptar un cambio cultural, a replantearse su status quo.

El talento y las aptitudes digitales son piezas clave para la transformación y explotación de nuevas oportunidades de estrategia de negocio. Un estudio de Accenture lo confirma al asegurar que “las empresas necesitan sistemas sin límites, adaptables y esencialmente humanos para prosperar en un mundo en cambio constante”. El estudio recomienda a las empresas dejar de ver sus aplicaciones, infraestructuras y empleados como entes independientes, para pasar a verlos de forma transversal, y considerarlos sistemas vivos e interconectados dando lugar al término industria 5.0.

El cliente es el eje de la estrategia. En la actualidad la personalización juega un gran papel en el consumo y producir lo mismo para todos ya no vende. Hay que personalizar los productos según las necesidades de los clientes para llamar su atención y fomentar la conversión y fidelización. Además, herramientas modernas como la Inteligencia Artificial y la conectividad entre dispositivos permiten que las empresas puedan automatizar la personalización de los productos e incluso ejecutar tareas de forma remota. De esta manera, se mantienen las instalaciones esenciales en funcionamiento y se controlan los sistemas de producción de manera virtual.

La transformación digital para las empresas industriales

La tecnología no solo está permitiendo mejorar la vida de las personas, sino que está facilitando el trabajo en muchos sectores. La   ayuda a una organización a seguir el ritmo a las demandas emergentes de los clientes, y a poder sobrevivir en el futuro. Permite que las empresas compitan mejor en un entorno económico que cambia constantemente a medida que la tecnología evoluciona. Una correcta gestión del giro digital les da a las empresas la oportunidad de acceder a ventajas operativas y productivas.

La situación post pandemia en la que vivimos está haciendo que avancemos hacia una mentalidad de fiebre digital. Las empresas que tendrán éxito serán las que creen experiencias y hojas de ruta inteligentes que faciliten y/o complementen la vida de las personas. Las empresas que fracasen serán aquellas que no busquen beneficiarse de las nuevas tecnologías IA y no se aprovechen de los datos para anticipar tendencias en la demanda y tomar decisiones que mejoren la fuerza laboral.

 

Los 10 beneficios de la transformación digital industrial

La transformación digital en la industria brinda una oportunidad que permite combinar prácticas y formas de hacer que dan como resultado nuevas técnicas, habilidades y fuentes de ingreso. Estos son algunos de sus beneficios clave:

  1. Reduce los costes como resultado del ahorro de tiempo en los procesos.
  2. Descentraliza la producción facilitando la movilidad y la comunicación en remoto.
  3. Mejora la eficiencia y productividad de las operaciones.
  4. Abre la puerta a nuevas oportunidades de negocio y fuentes de ingresos, posibilitando el crear nuevos productos y servicios.
  5. Aumenta la rapidez de respuesta ante los cambios de demanda en el mercado.
  6. Genera una ventaja competitiva para la empresa al poder mejorar la calidad de los productos manufacturados.
  7. Impulsa la cultura de la innovación, preparando a la empresa para cualquier disrupción.
  8. Mejora la integración y la colaboración interna al facilitar la comunicación entre departamentos.
  9. Potencia la toma de decisiones al profundizar el análisis de datos (Big Data).
  10. Atrae al nuevo talento, fomentando el reconocimiento de los sistemas y despertando el interés de profesionales especializados.

La transformación digital como ventana al futuro

La digitalización está reinventando los negocios, capturando ventajas competitivas únicas, pero las empresas siguen frenándose a la hora de cambiar sus modelos comerciales actuales. La transformación digital ha sido una especie de eslogan para muchos de los altos cargos empresariales en los últimos años. Según un estudio de Gartner, el 79% de los estrategas corporativos aseguran estar digitalizando su negocio para crear nuevas fuentes de ingresos. Pero hasta ahora el cambio ha sido lento y menos de la mitad de las empresas que dicen estar digitalizándose llevan sus iniciativas digitales al núcleo de su estrategia.

Vivimos en un mundo digital, global e hiperconectado, caracterizado por un cambio a nivel social y tecnológico donde influye la irrupción continua de nuevos actores en los mercados, la movilidad deslocalizada y la conectividad continua. En la actualidad, la transformación digital no es una opción; es necesaria para salir de la zona de confort, renovarse y competir en este mundo invadido por avances tecnológicos.

Potencia la transformación digital con Nexus Integra, una plataforma de operaciones integrada que convertirá tu fábrica tradicional en una empresa inteligente.