Centros de excelencia ¿Qué son y por qué son necesarios?

Un centro de excelencia de fabricación, o CoE (del ingés Centre of Excellence) es un lugar centralizado donde se formulan las mejores prácticas basándose en conocimientos y en datos de la experiencia de una empresa. Estas prácticas eventualmente residen en su cultura, de modo que las empresas pueden establecer estándares para la organización e implementarlos de manera consistente en todas las plantas y áreas.

Se trata de un entorno para probar nuevos procesos emergentes y una herramienta para descubrir, supervisar y difundir mejoras de fabricación.

A medida que la competencia global sigue aumentando, las industrias se vuelven cada vez más competitivas y el control de la producción necesita implementar estos centros de mejora para poder sentar unas bases sólidas y un sistema de fabricación sofisticado.

Objetivos de los centros de excelencia

Un Centro de Excelencia (CoE) es un componente vital de cualquier organización que desee lograr una transformación digital en su negocio.

Objetivo: crear iniciativas operativas destinadas a aumentar la productividad, reducir los costos y mejorar la calidad de la producción.

Metas: buscan lograr que aumente y se amplíe la producción, logrando economías de escala y un tiempo de respuesta reducido, para generar flujos de trabajo adicionales y costos de producción más bajos.

Beneficios de contar con un centro de excelencia

  • La correcta asignación de recursos y la priorización de proyectos según su valor agregado tienen un impacto financiero muy positivo. Se ahorra tiempo, aumenta la capacidad de respuesta, la agilidad y reduce por tanto los plazos de entrega, mejorando la velocidad de comercialización y la experiencia final del cliente.
  • Este centro actúa de unión entre las partes individuales del negocio y desarrolla mediciones para cada ubicación, proporcionando gobernanza y comunicación entre ellas. Las empresas logran una mejora significativa en cuanto a comunicación, empatía y democratización de datos, sincronizando así las cadenas de suministro.
  • CoE centraliza la información; todos los participantes del proyecto pueden acceder fácilmente a cualquier información que necesiten y aportar nuevas ideas independientemente de su departamento o ubicación geográfica. Con los CoE las empresas se vuelven más colaborativas y se preparan para poder beneficiarse de los datos globales y de la cohesión entre las áreas.
  • Para que las operaciones sean flexibles y que la producción sea capaz de responder de manera proactiva a los cambios, los centros de excelencia se encargan de crear procesos estándar que, junto con la automatización, permitan variaciones esenciales y personalizaciones en masa. Este tipo de centros de control se ocupan de prevenir problemas y generar informes que ayudan a la toma de decisiones estratégicas, con el fin de hacer evolucionar y fortalecer la empresa.
  • Los centros de excelencia presentan una oportunidad para consolidar las mejores prácticas y las nuevas tecnologías en un solo lugar central a la producción, certificando procesos eficientes y difundiéndolos donde tengan sentido. El resultado es una mejora en el producto y servicio, permitiendo lograr coherencia en la fabricación y establecer estándares de KPI significativos para la calidad del resultado.
  • Estos centros reestructuran los recursos y costes de operación al eliminar prácticas ineficientes y reducir el tiempo de implementación de nuevas habilidades y tecnologías. Fomentan la automatización inteligente y la medición porque apuestan por invertir en nuevas tecnologías de digitalización y explotación de datos. Al tener un ROI definido, pueden medir y probar el impacto organizacional de forma muy efectiva.

¿Cómo garantizar su éxito?

Cuando se trata de COE, no parece haber un modelo estándar. Tiene un proceso de implementación complejo que integra un conjunto de mejores prácticas y estándares de trabajo. Es una combinación de personas, procesos y tecnología que afecta a casi todas las actividades de un proceso de fabricación global.

Para garantizar su éxito, aunque depende en gran parte de cada organización, son necesarios algunos puntos a seguir:

  • Formación continua de empleados: proporcionar orientación y apoyo directo e indirecto para ayudar a las plantas a implementar estos estándares de trabajo. Si el objetivo final es la transformación digital, guiar y formar a los empleados para que puedan sacar provecho de las nuevas herramientas y explotar el valor de las nuevas tecnologías.
  • Objetivos bien definidos: como base tiene que existir una meta específica que persiga unos objetivos medibles, alcanzables y precisos. La visión del CoE siempre debe alinearse con su estrategia comercial general.  La visión del centro debe coincidir con la visión que se tiene para el negocio.
  • Interiorizar la predisposición al cambio: es cuestión de cultura y sólo sucederá si se unen los talentos y se crea un sistema global de comunicación para que fluya la relación entre las partes.
  • Crear un plan presupuestario: incluir estimaciones sobre salarios del personal y gastos operativos. Los CoE mal diseñados pueden terminar costando a la empresa más dinero de lo que aportan beneficios, por lo que es importante prestar atención a la estructura de financiación del centro. No hay razón para que los CoE no operen con otras empresas. Por ejemplo, el CoE podría establecerse como una empresa conjunta de dos o más empresas.

Nuevo nivel de competitividad de fabricación

El desarrollo e implementación de nuevas tecnologías y la eliminación de costes son los objetivos de estos centros, esenciales para la competitividad de la fabricación.  Su función principal no es diagnosticar problemas si no ayudar a identificar y ejecutar la lista corta de mejoras que realmente generarán valor.

La creación de un Centro de excelencia está diseñada para beneficiar a todas las partes interesadas; empleados, clientes y accionistas. Los procesos prácticamente siempre respaldan una función de misión crítica o un requisito comercial, por lo que deben interiorizarse y respaldarse en un plan de acción sólido.

Transformación digital con Nexus Integra

Si tu empresa está buscando una transformación digital que lleve la competitividad y la automatización de producción a un nuevo nivel de eficiencia, te recomendamos nuestra plataforma de operaciones integrada Nexus Integra.

Nexus Integra es una herramienta con interfaz de acceso web que posibilita la transformación digital de las industrias, centralizando toda la información con la máxima seguridad y protección de tus datos. Nos adaptamos a tu empresa para que explotar tus datos sea un proceso juicioso y lleno de valor.

Acceder a la información de una instalación concreta o crear cuadros de mando para conocer el estado de todas tus plantas de manera instantánea y desde cualquier lugar. Escalar tus soluciones con el mínimo esfuerzo y la máxima eficacia y rapidez. Todo esto es posible por su potente estructura de tres capas: Nexus Connect, Nexus Core y Nexus Apps.

Si quieres  saber más ponte en contacto con nosotros.

Tendencias-sector-industria-2021